Gobierno de Santa Fe

LOS PAPELES DEL MUSEO ETNOGRÁFICO:

Entre los papeles del archivo del Museo Etnográfico se encuentra esta nota mecanografiada que Agustín Zapata Gollan le escribiera al escritor Manuel Mujica Láinez (no se ha registrado fecha ni ocasión por la cual se la escribió):

Manuel Muxica Láinez:
Nos hemos reunido a su alrededor en esta noche, para incorporarle como vecino de Santa Fe.
Una vieja copla pinta a Santa Fe como un valle de lágrimas, frente a Buenos Aires, la tierra de la bendición y a Entre Ríos, la tierra inolvidable:
Buenos Aires, buena tierra
Santa Fe, para llorar,
Entre Ríos de mi vida,
que no te puedo olvidar.

Santa Fe para llorar:
Sabe Dios qué descalabro sentimental le hizo ver al anónimo autor de la copla, a esta ciudad, a través de un cendal de lágrimas. Sin embargo, Santa Fe, conserva todavía un espíritu cordial y hospitalario y sabe expresar su reconocimiento y simpatía, a los que desde más allá de su egido, vienen hasta ella, con el corazón abierto y la mano extendida en un gesto de generosa amistad.

Santa Fe es ahora una ciudad moderna, como cualquier otra ciudad moderna del mundo. Eso inexorable y tremendo que se llama el progreso edilicio y el embellecimiento urbano le llevaron para siempre la barranca que festoneaba el río, donde se oía en la soledad de las noches, el croar de las ranas y el canto de los grillos entre un desesperado ulular de perro vagabundos, el aire denso de gasolina humo de chimeneas, no huele a diamelas y azahares como en los tiempos de los patios soleados y de las viejas casonas rodeadas de tapias cubiertas de jazmines y madreselvas; pero los que aquí vivieron nos han dejado, en la ciudad, algo de ese espíritu que mantiene a través de los siglos, el carácter que tuvo desde su fundación: una puerta abierta de la tierra.

Manuel Muxica Lainez: hace poco yo le decía en una carta, que Santa Fe, como para nuestro inolvidable Mateo Booz, era también su país. Ahora se lo repito frente a este grupo de amigos que le quieren y le admiran.