Gobierno de Santa Fe

El cabildo de Santa Fe

Como toda ciudad colonial, desde la fundación de Santa Fe se erigió frente a la plaza de armas un edificio para Cabildo, institución española destinada a las autoridades coloniales, con funciones administrativas y judiciales en la ciudad y su jurisdicción.

Trasladada la ciudad, se procede a la construcción de un nuevo edificio como consta en las actas capitulares, siempre asociado a necesidades de refacción, lo que explica el derrumbe que sufre en 1787. Luego de varios años de problemas económicos, el Cabildo fue reconstruido a principios del siglo XIX. Contaba con dos pisos, entre los que se encontraban la sala de sesiones, los calabozos, una capilla, despachos y patios. En este nuevo edificio, con siete arcos en ambos pisos, recova y balcón hacia la plaza, se sucedieron importantes acontecimientos de la historia, como el Congreso Constituyente de 1853 y las reformas constitucionales de 1860 y 1866.

Hacia principios del siglo XX, en el marco de los festejos por el centenario de la Revolución de Mayo, tomó vigor la idea de que era necesario destruir aquel símbolo del dominio español, edificio que recordaba tiempos de dominación. Por esta razón fue destruido, y en su lugar fue construida la actual casa de gobierno.