Gobierno de Santa Fe

Monedas macuquinas

En Santa Fe la Vieja se recuperaron cerca de 100 monedas de plata de forma irregular, acuñadas en Potosí, conocidas como macuquinas.

La acuñación de monedas fue una de las industrias más tempranas introducidas por la Corona española en América debido a la importancia que tuvieron los metales preciosos en el proceso colonizador. En el siglo XVI se fundaron cuatro casas de monedas en América cuyo objetivo principal era proveer moneda para uso interno y para ser enviado hacia la península ibérica. La ceca de Potosí comienza a producir monedas de plata a partir de 1575.

Las primeras monedas peruanas fueron hechas con yunque y martillo, cuya burda confección hizo que tengan forma irregular y que muchas veces sea ilegible gran parte de la leyenda. A estas monedas se les conoce con el nombre de “macuquinas”, palabra que al parecer proviene del quechua makkakuna (las golpeadas).

En 1652 se incorpora un nuevo diseño en las monedas a raíz del gran fraude producido en la ceca de Potosí, como consecuencia de la adulteración del contenido de plata de las monedas, incorporándose metales de menor calidad como cobre, lo cual provocó su rechazo en diferentes mercados europeos y el consiguiente descrédito de la divisa hispana.
Como resultado los responsables de este fraude fueron condenados a muerte y mediante Real Cédula promulgada por Felipe IV se devaluó la moneda falsificada y se acuñaron los nuevos “pesos columnarios,” así llamados por llevar las columnas de Hércules en el reverso.

Las repercursiones de la devaluación de la moneda afectaron también a la ciudad de Santa Fe como se lee en las Actas del Cabildo de Santa Fe perteneciente al 27 de Enero de 1653: “En razón de que vence el término dispuesto para la rebaja de la moneda en circulación y que ello afectará las finanzas de la ciudad porque no se podrán cubrir los gastos dispuestos y los que ocasiona la mudanza, el alcalde A. Fernández Montiel propone hacerse cargo del dinero existente y correr con las inversiones ya contempladas. Se acepta.”
Actas del Cabildo de Santa Fe. Tomo III B, *I-1-1/III-F.302-I-1-1/III-F303v