Gobierno de Santa Fe

“ Dicen que la brujas no existen pero …que las hay las hay”

Esta creencia tan popularmente arraigada en Europa llega a América con los conquistadores que se suman a las creencias de los indígenas.


Si bien no se ha hallado documentación escrita ni procesos por casos de brujería, el descubrimiento de amuletos en las excavaciones de Santa Fe la Vieja y la constancia de una numerosa cantidad de higas y cuentas de colores en los sepulcros bastan para probar que existieron brujas por estas zonas.


Un teniente de Gobernador, relata Zapata Gollán,  tomó severas medidas contra las mujeres que usaban hierbas y filtros, propio de brujerías.