Gobierno de Santa Fe

La Higa

Utilizada para contrarrestar el daño, es un talismán de difusión universal y su origen se remonta a la prehistoria. Su introducción en América como amuleto, se remonta a la conquista. En archivos, inventarios y cartas dotales hay pruebas de su uso y su valor comercial. 


En Santa Fe la vieja fue uno de los amuletos más difundidos: se le atribuían poderes sanadores, adornaban las imágenes sagradas y acompañaban hasta en la muerte para alejar las influencias maléficas. Se usaron de azabache, de coral y de oro. Su extravío o su rotura se interpretaba como parte de su de su poder para atraer sobre sí todo el mal destinado a su dueño.