Gobierno de Santa Fe

Febrero: tiempo de carnaval

En la ciudad colonial, la música y la “fiesta”, favorecieron el reconocimiento identitario y otorgaron visibilidad a los grupos subalternos. A los barrios poblados por afrodescendientes se los llamó Barrios del Tambor, dado que este instrumento era habitual que en sus fiestas y reuniones. 

 
Uno de los momentos privilegiados para la emergencia de la fiesta popular era el tiempo del carnaval. Como expresiones festivas, los carnavales, estuvieron presentes a lo largo de la vida de nuestra ciudad y atravesaron distintas formas. Todas, sin embargo, tuvieron como denominador común su carácter público: el escenario eran las calles (corsos, comparsas, juegos con agua, etc.); y los actores, habitantes de distintos sectores de la sociedad santafesina. 

 
En las últimas décadas del siglo XIX y en las primeras del XX los corsos recorrían unas 20 cuadras que, desde varias semanas antes, eran preparadas por la municipalidad y la comisión de vecinos. A principios de siglo se forma la comparsa de “Los Negros del Sur”, que luego se denominó “Los Negros Santafesinos”, grupo que perduró más de cuarenta años y cuyo presidente fue José Braulio Acosta, conocido como el Negro Arigós. Interpretaban candombe, sus colores eran el rojo y el blanco, identificatorios de la deidad africana que los protegía. Arigós solía decir ya en sus últimos años: “Mientras tuviera una guitarra y me acompañaran cuatro negros, Los Negros Santafesinos han de salir a la calle para las fiestas”.