Gobierno de Santa Fe

Sobre un papel tu alma venderé

En épocas cercanas al centenario de la Patria, comenzó un inusitado interés por la imagen de pobladores originarios en las tarjetas postales. En una publicación de Carlos Masotta (“Indios en las primeras postales fotográficas argentinas del S. XX”. La Marca Editora. Bs. As. 2011) hace referencia al auge por “fotografiar indios, de exhibirlos y de observarlos en la ciudad”. También menciona el proceso de exotización que se desarrolla en ese período y la erotización del cuerpo femenino puesto en situación de pasividad. En ese tiempo no había muchas posibilidades de encontrar capturas fotográficas al gusto de los consumidores, entonces los fotógrafos iban a los ingenios azucareros donde debían componer una escena. Carlos Masotta menciona algunas estrategias:
Expulsar de la escena toda marca de modernidad.
Elegir “telones de fondo” rústicos o naturales.
Hacer posar a los sujetos con objetos rústicos (arcos, flechas, palos u otros)
Desnudar el cuerpo indígena.
Una vez compuesta la escena, hacer posar al indígena pasivamente (por lo general parado frente al objetivo).