Gobierno de Santa Fe

Una ciudad “aguas abajo del Paraná”

El trazado de la estrategia de “abrir puertas a la tierra”, tuvo como objetivo vincular Paraguay con el Río de la Plata por vía fluvial y con Tucumán y Cuyo (y por su intermedio Chile y Perú), por vía terrestre. 

 
En noviembre de 1572, en Asunción, se leyó el Bando que anunciaba la fundación “aguas abajo del Paraná, de un pueblo de hasta ochenta personas”, al mando de Juan de Garay y se daba plazo de cuarenta días para confeccionar una lista (alarde) de los interesados en participar. 


La ciudad se edificó según el modelo urbano español en América, en forma de damero, con seis manzanas de este a oeste y once de norte a sur. 


Entre el grupo de fundadores se encuentran: (entre los españoles) Francisco de Sierra, Antonio Tomás, Hernán Sánchez, Juan de Espinosa, Hernando de Salas, Mateo Gil, Pedro de Espinosa; el resto eran mancebos de la tierra, criollos nacidos en Asunción y muchos de ellos mestizos, Cristóbal de Arévalo, Lázaro de Benialbo, Sebastián de Lencinas. 

 
El sitio elegido, antiguo asentamiento temporario de aborígenes de la familia Chaná-Timbú, tenía agua y tierras para la labor, el pastoreo y los materiales necesarios para la edificación. En este sitio, la ciudad se desarrolló durante más de ochenta años y cuando estuvo en peligro la continuidad de funcionamiento urbano, el Cabildo decidió el traslado.